Ir al contenido principal

UNA PROPUESTA OPORTUNA: EMERGENCIA SOCIAL VS EMERGENCIA CARCELARIA

Análisis
Tomado de Traspasa los Muros
Por Carlos Alberto Baena  

El hacinamiento en las cárceles que se encuentran a cargo del Inpec en el departamento es un hecho evidente. No se trata de una situación nueva o reciente, sino que, como lo sabemos los quindianos, hay cifras que acusan esas dificultades desde antes del terremoto de 1999.



Hoy por hoy, la Defensoría del Pueblo señala que el hacinamiento puede llegar al 200 %. En celdas originalmente adecuadas para 4 personas, se han encontrados hasta 12 internos. En la cárcel de San Bernardo, habilitada para 431 individuos, habría más de ochocientos. En Peñas Blancas conviven 1.200, cuando no deberían ser más de 850. En Villa Cristina, la situación no es diferente: el cupo es para 80 mujeres, pero se estima la presencia de 150.

Ante la persistencia de las dificultades, las muertes en los establecimientos, los problemas de salud, la falta de atención médica o las diversas manifestaciones de inconformismo, motivadas por la escasa o nula dignidad y calidad de vida, no parecía verse otro camino que las acciones de tutela, las cuales, por fortuna, fallaron a favor de los internos.

Llevamos esta problemática al Senado, y el 15 de agosto, del año pasado, le propusimos al ministerio de Justicia que declarara la Emergencia Carcelaria. Por eso, aunque bienvenida, resulta lamentable que se haya perdido casi un año. Si el gobierno hubiera atendido en su momento estas recomendaciones, hoy la realidad de los reclusos sería más llevadera.

Lo que pasa en el Quindío se ve también por todo el país, por eso no es desacertado afirmar que nos encontramos ante una situación muy grave de orden público y social, derivada de un manejo carcelario inadecuado, originada por falta de voluntad política, negligencia administrativa, corrupción, y por un sistema judicial al que le falta celeridad y fortaleza. En algunas de las 142 cárceles del Inpec, el hacinamiento ha llegado hasta el 400 %. Además, aunque parezca mentira, hay cárceles sin servicios públicos y en algunas, el agua no es apta para el consumo humano.

Pensamos que, entre otras medidas, es preciso que se busquen mecanismos para agilizar los trámites de libertad pendientes; que se designen jueces de descongestión; se apropien los recursos para aumentar los cupos; se construyan hospitales o clínicas penitenciarias y se ordene un programa especial de atención en servicios públicos.

Sin embargo, hay que ir más allá y lo estructural requiere la declaratoria del Estado de Emergencia Social, mediante la cual se revista de facultades especiales al presidente y se supere la crisis. Esperemos que no les tome otro año impulsar estas iniciativas.

Comentarios

Entradas populares de este blog

“Quiero bañarme en una piscina llena de sangre subversiva...”: Guardianes en las cárceles colombianas

NoticiaPor ANNCOL
Recientemente se denunció ante el mundo la muerte de 7 internos en solo un mes en ERON/Picota Bogota.


Para conocimiento de nuestros lectores y como insumos a los diálogos de La Habana. Esta pregunta a tener en cuenta en el punto de VICTIMAS: ¿El INPEC recibe su doctrina y academia en las instalaciones del ESMAD?
A la Opinión Pública
La comunidad carcelaria colombiana a través de distintas formas ha venido realizando una serie de denuncia ante la opinión pública, organismos de control, ONGs y comunidad internacional en general, sobre las continuas y sistemáticas violaciones a nuestros derechos fundamentales.
Decálogo de aberraciones inimaginables que Colombia y el mundo conocen, pero que para infortunio nuestro, de nuestras familias y nuestras nación, la indiferencia impera. El Estado en sus organismos de control son simples testigos del holocausto que aquí esta sucediendo.
Se han hecho al respecto denuncias y protestas contra el inexistente sistema de salud, corrupción y …

Prisioneros políticos denuncian atropellos del INPEC

Comunicado Por CAMPAMENTO LIBERTAD SIMÓN TRINIDAD ZONA VEREDAL MARIANA PAEZ MESETAS - META. Julio 18-2017


COMUNICADO A LA OPINION PÚBLICA
Los prisioneros políticos de las FARC-EP trasladados a la zona veredal de Mesetas / Meta, denunciamos ante la comunidad nacional e internacional los permanentes atropellos cometidos por el INPEC hacia los prisioneros políticos de nuestra organización al igual que las permanentes negativas de los jueces de ejecución de penas y medidas para conceder las libertades estipuladas en la ley 1820 de 2016.
-------------------- El pasado sábado 15 de julio el sargento Montenegro del INPEC notificó en este campamento la resolución de libertad del compañero CONRADO OCHOA ROJAS, con c.c. 71001747 y fue trasladado a la cárcel de Acacias. Allí en vez de hacerle efectiva su libertad, lo esperaba un grupo de remisiones especiales CORE, que le manifestó que tenía otro requerimiento judicial y lo llevaban trasladado a la cárcel Picota de Bogotá. El camarada protesto por el at…

En libertad defensor de DDHH que se acoge a la JEP para revisión de caso

Noticia Tomado de Pacocol Por Prensa Rural

Después estar privado de la libertad durante 4 años, Jorge Luis Montes, defensor de derechos humanos, pudo recobrarla después de firmar un acuerdo para presentar su caso ante la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP).

En la nueva instancia de la JEP, el defensor de derechos humanos asegura que saldrá bien librado puesto que no cometió los hechos por los que fue sentenciado.
Montes habría sido condenado a 39 años de prisión luego que un juzgado de Bolívar lo hallara culpable por supuestamente haber cometido desplazamiento forzado, rebelión y otros crímenes más, a eso suma que lo señalaban de pertenecer a la antigua guerrilla de las FARC-EP. El acusado nunca reconoció estos hechos y manifestó una permanente persecución política, asimismo diferentes colectividades sociales, como organizaciones no gubernamentales denunciaron estas acciones de la justicia como falsas.
Todd Howland, representante de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas…