Ir al contenido principal

Denuncian la muerte de 21 prisioneros por desatención médica

Comunicado
Tomado de REMAP
Por  La Red Internacional de Solidaridad con las Prisioneras y Prisioneros Políticos Colombianos – INSPP


2015/ Marzo 2/ Movimiento Carcelario/ Por: INSPP

La Red Internacional de Solidaridad con las Prisioneras y Prisioneros Políticos Colombianos – INSPP se solidariza con las justas demandas del Movimiento Nacional Carcelario – Cúcuta por una atención médica oportuna, por el respeto a la dignidad y trato humanos y  la defensa de la vida.

Hacemos un llamado a la Dirección Nacional y Regional del INPEC y a CAPRECOM para que se garantice la atención médica de calidad a las personas privadas de la libertad del Complejo Carcelario y Penitenciario de Cúcuta que atraviesa una aguda crisis de salud.  A los organismos de control a darle seguimiento y coadyuvar a una pronta solución a la situación que viven las personas privadas de la libertad del Complejo Carcelario y Penitenciario de Cúcuta.  A las organizaciones defensoras de derechos humanos a hacer un amplio acompañamiento y solidaridad con los prisioneros de este complejo carcelario.

RED – INSPP
Lunes, 2 de marzo de 2015

A continuación el comunicado, agradecemos su amplia difusión:


…La muerte de 21 de nuestros compañeros por negligencia médica no quedará en la impunidad. El estado colombiano debe responder por ellos…


COMUNICADO N. 6. MOVIMIENTO NACIONAL CARCELARIO DE CÚCUTA

Los presos del Complejo Carcelario y Penitenciario de Cúcuta acudimos a los medios de comunicación social para denunciar ante la opinión pública nacional e internacional la crisis humanitaria por el pésimo servicio de salud que nos preocupa, porque no es otra cosa que un atentado contra la vida, la integridad, la dignidad humana, el sometimiento de una población vulnerable como son las personas privadas de la libertad que nos vemos sometidas a tratos crueles, inhumanos, degradantes y a torturas. Esto por el desconocimiento total de las normas mínimas para el tratamiento de los reclusos (as) de Naciones unidas, y el conjunto de acuerdos y tratados internacionales firmado por parte del Estado colombiano.

Si el desarrollo de una democracia se mide en la forma como trata a sus prisioneros, qué podemos decir de nuestro país, con un gobierno que ha demostrado su incapacidad de resolver las necesidades básicas de su población, que tiene que acudir al engaño para sofocar las exigencias de las masas empobrecidas. Lo que termina generando más inconformismo e indignación, porque "más rápido cae un mentiroso que un cojo", el gobierno de JUAN MANUEL SANTOS no le cumplió a los campesinos; a los estudiantes; ni a la clase obrera, porque siguen los despidos masivos y la pauperización de las condiciones laborales; tampoco le cumplió a los transportadores; a la rama judicial la tiene embolatada y mucho menos nos va a cumplir a los presos.  Los doce puntos para resolver la crisis carcelaria anunciada con bombos y platillos por el Ministerio de Justicia en el año 2013, sólo quedaron en promesas y en el limbo. Mientras arreció las leyes para el aumento desproporcionado de las penas, la exclusión de beneficios administrativos y subrogados penales, que han agudizado el problema humanitario al interior de las cárceles más parecidas a campos de concentración NAZI.

En este sentido insistimos en que se debe declarar la EMERGENCIA SOCIAL CARCELARIA en Colombia. Hoy se hace más urgente la intervención del Instituto de Salud Departamental en el complejo de Cúcuta, tenemos 7 patios en vigilancia EPIDEMIOLÓGICA por brotes de VARICELA y TUBERCULOSIS (TBC); el personal del área de sanidad no da abasto para atender a los enfermos (as), un solo médico no alcanza, lo que genera represamiento en citas prioritarias, urgencias, y tratamiento especializado;  tampoco alcanzan los medicamentos, los enfermos que son recetados no reciben el tratamiento que requieren, hasta el acetaminofén se acabó, los pacientes se ven abandonados en calabozos, pasillos y patios, sin poder acceder a la atención médica, o a pastillas para calmar el dolor y la fiebre. 

Señor procurador regional, señor gobernador, señor alcalde de Cúcuta, señores secretaria de salud, señores Jueces de Ejecución de Penas de Cúcuta, esto que venimos denunciando es otra forma de tortura física y psicológica, ustedes como autoridades de la región tienen el deber de apropiarse de estas denuncias, verificarlas y buscar soluciones a la violación de derechos humanos. 

Exigimos la presencia de la doctora HEDDY YASMIT TUTA GARCIA, directora territorial de CAPRECOM, Norte de Santander para que atienda nuestras denuncias y responda por el pésimo servicio de salud que nos brinda esa E.P.S.

Hacemos un llamado a la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para que por favor nos acompañe y haga seguimiento a la crisis carcelaria en Colombia, especialmente en el Complejo Penitenciario de Cúcuta, y emita recomendaciones al Estado Colombiano para que cese las violaciones a los DERECHOS HUMANOS en estos campos de concentración.

Advertimos al INPEC, CAPRECOM, VIONCO, y demás autoridades que resultan comprometidas por acción u omisión que no desistiremos de la lucha y la denuncia hasta lograr se decrete la emergencia social en esta prisión como la única salida razonable para empezar a resolver la crisis humanitaria al interior de estos campos de concentración. La muerte de 21 de nuestros compañeros por negligencia médica no quedará en la impunidad. El estado colombiano debe responder por ellos. Pedimos a la Fiscalía General de la Nación que se apropien de las respectivas investigaciones por cada uno de nuestros compañeros muertos a fin de que se establezcan los responsables de estas prácticas o políticas que pueden definirse como terrorismo de Estado. 

MOVIMIENTO NACIONAL CARCELARIO SECCIONAL CUCUTA
POR LA VIDA Y LA LIBERTAD

Comentarios

Entradas populares de este blog

Alerta de posible agresión contra presos en Bogotá

Noticia Por Colombia Soberana








Los presos del Pabellón 4 de la cárcel Picota en Bogotá alertan sobre la posible agresión contra los reclusos que podría presentarse en las próximas horas, pues los internos se encuentran en desobediencia hasta que se solucione la situación alimentaria en el tpenal. 

Corte da un plazo de dos meses para solucionar crisis carcelaria en Nariño

Noticia Por El Espectador

El alto tribunal determinó que cinco centros carcelarios en el departamento presentan hacinamiento y fallas en su infraestructura.
La Corte Constitucional le dio un ultimátum a las autoridades del departamento de Nariño y a los organismos estatales encargados para que solucionen la grave crisis que se presenta en los cinco centros carcelarios y penitenciarios del departamento de Nariño. Esto debido a las fallas en la infraestructura y al hacinamiento.
El alto tribunal evidenció que las cárceles de Tumaco, Ipiales, Pasto, Túquerres y La Unión no cuentan con las duchas y baterías de baño suficientes. Igualmente, los reclusos no tienen acceso a un servicio de salud constante, ni cuentan con un lugar decente para realizar las visitas conyugales.
Para la Corte Constitucional, las autoridades nacionales y departamentales han desatendido la orden emitida en 2009 para solucionar la grave problemática que pone en riesgo su integridad personal. Hecho por el cual se pide cre…

“Quiero bañarme en una piscina llena de sangre subversiva...”: Guardianes en las cárceles colombianas

NoticiaPor ANNCOL
Recientemente se denunció ante el mundo la muerte de 7 internos en solo un mes en ERON/Picota Bogota.


Para conocimiento de nuestros lectores y como insumos a los diálogos de La Habana. Esta pregunta a tener en cuenta en el punto de VICTIMAS: ¿El INPEC recibe su doctrina y academia en las instalaciones del ESMAD?
A la Opinión Pública
La comunidad carcelaria colombiana a través de distintas formas ha venido realizando una serie de denuncia ante la opinión pública, organismos de control, ONGs y comunidad internacional en general, sobre las continuas y sistemáticas violaciones a nuestros derechos fundamentales.
Decálogo de aberraciones inimaginables que Colombia y el mundo conocen, pero que para infortunio nuestro, de nuestras familias y nuestras nación, la indiferencia impera. El Estado en sus organismos de control son simples testigos del holocausto que aquí esta sucediendo.
Se han hecho al respecto denuncias y protestas contra el inexistente sistema de salud, corrupción y …