Ir al contenido principal

¿Pena de Muerte? Por negligencia de las autoridades penitenciarias muere el preso guerrillero Miguel Zuleta Parada del ELN, el tercero en un mes

Comunicado
Tomado de ANNCOL
Por FCSPP




¿Pena de Muerte? Por negligencia de autoridades penitenciarias y órganos de control falleció el detenido Miguel Zuleta Parada


La Fundación Comité de Solidaridad con los Presos Políticos, fue informada este 7 de noviembre, por parte de los detenidos políticos recluidos en el Establecimiento de Reclusión del Orden Nacional, Eron, Picaleña, Ibagué acerca del fallecimiento del detenido político del Ejército de Liberación Nacional, ELN, Miguel Zuleta Parada.


El detenido Miguel Zuleta Parada falleció el pasado 3 de noviembre por falta de atención médica oportuna, después de haber soportado por más de dos años una enfermedad catastrófica, que se hacía evidente con la inflamación en su rostro y la cual progresivamente comenzó a aparecer en varias partes de su cuerpo.

Según la información que recibimos, esta enfermedad estaba acompañada de un sarpullido, que luego se convertía en ampollas y las cuales le causaban un dolor muy agudo y fiebre muy alta; el interno solía perder los sentidos en razón de la intensidad del dolor.

En septiembre de 2012, nuestra Fundación conoció estos episodios, logrando que el interno fuera remitido del ERON, Picaleña, en Ibagué Tolima, al Hospital Federico Lleras Acosta, sede el Limonar, donde fue hospitalizado por más de dos meses al presentar ampollas en su cuerpo.

Ya hospitalizado en varias ocasiones presentó los síntomas arriba mencionados con reacciones tan fuertes, que estuvo postrado en la cama por varios días, sufriendo continuas recaídas como dolor, inflamación, pérdida de peso y apetito.

Entrado el 2013, le diagnosticaron una enfermedad conocida como “Síndrome de Reitter” o artritis reactiva, afección que lo mantuvo todo este año en muy mal estado de salud, dolores insoportables y pérdidas de peso.

Luego, el 14 de mayo de 2013, él mismo había informado a nuestra Fundación, que presentaba dolor intenso y recurrente en los oídos y que por parte de E.P.S. CAPRECOM no se había hecho lo posible para que fuera valorado por el otorrino.

Además, este año había presentado varios episodios que se caracterizaron por la inflamación permanente en las articulaciones, lo que venía dificultándole la movilidad. En algunas ocasiones padeció de dificultad al orinar, conjuntivitis, así como muchísimas lesiones de la piel e irritación de la mucosa de los ojos.


Por todos estos síntomas debía solicitar de manera permanente el servicio de salud del establecimiento, de cara a que le suministraran medicamentos, pero lo único que le recitaron fue una pasta para el dolor conocida como Acetaminofen o “pasta milagrosa”. Esta medicina, por las dimensiones de las dificultades graves de salud del detenido, no tenía efecto alguno.


Al día siguiente, el 9 de octubre, llamó de nuevo el detenido Zuleta Parada para informar que llevaba 15 días con una recaída que le implicaba una fiebre, escalofrió, dolor en las articulaciones y pérdida espontánea del conocimiento.


Un día después, el 10 de octubre, nuestra Fundación envió un trámite de urgencia a Defensoría del Pueblo y a Imelda López Solórzano, directora de este establecimiento carcelario. Luego, el 17 de octubre de 2013, se le envío con otro detenido una solicitud de sustitución de la pena preventiva de libertad por la prisión domiciliaria, teniendo en cuenta que su estado de salud empeoraba y cada día estaba en deterioro.


Nuestra Fundación acompañó y realizó un seguimiento permanente a la enfermedad del detenido político Miguel Zuleta Parada, haciendo solicitudes a las autoridades penitenciarias y órganos de control encargados de vigilar el respeto y garantías de los derechos de las personas privadas de libertad, quienes hicieron casos omiso a nuestras solicitudes.

--
Publicado por Blogger en CambioTotalRevista el 11/09/2013

Comentarios

Entradas populares de este blog

Alerta de posible agresión contra presos en Bogotá

Noticia Por Colombia Soberana








Los presos del Pabellón 4 de la cárcel Picota en Bogotá alertan sobre la posible agresión contra los reclusos que podría presentarse en las próximas horas, pues los internos se encuentran en desobediencia hasta que se solucione la situación alimentaria en el tpenal. 

Corte da un plazo de dos meses para solucionar crisis carcelaria en Nariño

Noticia Por El Espectador

El alto tribunal determinó que cinco centros carcelarios en el departamento presentan hacinamiento y fallas en su infraestructura.
La Corte Constitucional le dio un ultimátum a las autoridades del departamento de Nariño y a los organismos estatales encargados para que solucionen la grave crisis que se presenta en los cinco centros carcelarios y penitenciarios del departamento de Nariño. Esto debido a las fallas en la infraestructura y al hacinamiento.
El alto tribunal evidenció que las cárceles de Tumaco, Ipiales, Pasto, Túquerres y La Unión no cuentan con las duchas y baterías de baño suficientes. Igualmente, los reclusos no tienen acceso a un servicio de salud constante, ni cuentan con un lugar decente para realizar las visitas conyugales.
Para la Corte Constitucional, las autoridades nacionales y departamentales han desatendido la orden emitida en 2009 para solucionar la grave problemática que pone en riesgo su integridad personal. Hecho por el cual se pide cre…

“Quiero bañarme en una piscina llena de sangre subversiva...”: Guardianes en las cárceles colombianas

NoticiaPor ANNCOL
Recientemente se denunció ante el mundo la muerte de 7 internos en solo un mes en ERON/Picota Bogota.


Para conocimiento de nuestros lectores y como insumos a los diálogos de La Habana. Esta pregunta a tener en cuenta en el punto de VICTIMAS: ¿El INPEC recibe su doctrina y academia en las instalaciones del ESMAD?
A la Opinión Pública
La comunidad carcelaria colombiana a través de distintas formas ha venido realizando una serie de denuncia ante la opinión pública, organismos de control, ONGs y comunidad internacional en general, sobre las continuas y sistemáticas violaciones a nuestros derechos fundamentales.
Decálogo de aberraciones inimaginables que Colombia y el mundo conocen, pero que para infortunio nuestro, de nuestras familias y nuestras nación, la indiferencia impera. El Estado en sus organismos de control son simples testigos del holocausto que aquí esta sucediendo.
Se han hecho al respecto denuncias y protestas contra el inexistente sistema de salud, corrupción y …