Ir al contenido principal

Día del guerrillero heroico y la canción bolivariana de Julián Conrado





Letras y canciones de Julián Conrado dedicadas a la lucha revolucionaria, a las revolucionarias, los revolucionarios y  a la lucha heroica de los guerrilleros. Por el derecho a los pueblos a la rebelión, contra la tiranía. Por una paz con justicia social y con amor.

Canción para todas y todos las y los camaradas


JULIÁN CONRADO LE CANTA A LA GUERRILLERADA


CANCIONES DEDICADAS A MANUEL MARULANDA



Julián Conrado le canta a Manuel Marulanda [acapella]


CANCIÓN DEDICADA A IVAN RÍOS



CANCIÓN DEDICADA A RAUL REYES
www.youtube.com/watch?v=KjRz6aL50eE
 


CANCIÓN DEDICADA A JACOBO ARENAS
www.youtube.com/watch?v=30P1YpSS59g


CANCIÓN PARA ALFONSO CANO

Julián Conrado habla sobre Alfonso Cano y la paz. 
Entrevista desde su presidio en Venezuela 2011
www.youtube.com/watch?v=xeBGHhOy95A




CANCIÓN DEDICADA A FIDEL CASTRO





Breve biografía de Julián Conrado, el Cantor de la Insurrección
 
La idea de hacer el primer trabajo discográfico en las FARC surge teniendo como sus principales gestores a Julián Conrado, y al inolvidable Adán Izquierdo, a quienes puede considerarse pioneros de esta labor. Julián seguirá con “canciones que hablan de mariposas desnudas e invitan al pueblo a la insurrección”, porque “fue el gran cacique Yurbaco el que a mi me enseñó a pelear, y prefiero morir antes que ser esclavo de otro… el gran cacique Yurbaco me enseñó a amar la libertad…”, porque, como siente Julián: “veo el agua de los arroyuelos tranquila correr, adivino el olor de flores que acaban de nacer, pero la tristeza del pueblo esa es la tristeza mía… quiero en vez de un fusil en mis manos llevar una flor, se lo terrible que es la guerra para la humanidad, soy un hombre que lucha pensando en sembrar el amor, precisamente soy guerrillero porque amo la paz… porque amo la paz, porque amo la paz”.



Julián Conrado es el seudónimo de un hombre del Caribe colombiano, de profundo sentimiento bolivariano, que ha estado vinculado a la lucha insurgente desde los años ochenta, un poco antes del surgimiento de lo que en Colombia se conoció como proyecto político de Unión Patriótica. ¿Su nombre de pila?... Ya para nadie es un secreto, se trata de Guillermo Torres, oriundo de Turbaco, poblado que fuera el epicentro de la resistencia de los indígenas yurbacos cuyas memorables batallas contra los conquistadores aún resuenan en la conciencia rebelde de sus pobladores actuales y más aún, con vital energía, en la de este cantautor, guerrillero fariano, quien con orgullo ha dicho en su canción dedicada al jefe de la resistencia indígena de su pueblo originario que “fue el gran cacique Yurbaco el que a mi me enseñó a pelear, fue el gran cacique Yurbaco el que a mi me enseñó orgulloso, y prefiero morir antes que ser esclavo de otro…, el gran cacique Yurbaco me enseñó a amar la libertad…”

Desde su adolescencia Julián Conrado estuvo enamorado de la música como de la lucha revolucionaria. Desde sus tiempos de estudiante de secundaria ya irrumpía con sus poesías de protesta y propuesta para cambiar los males y problemas de orden social, ante todo, que azotaban a su entorno. Igual, comenzaban también a surgir sus canciones en favor de los pobres y sus acciones en la protesta popular… Hasta que por fin en algún momento de la primer mitad de la década de los ochenta, en su búsqueda de caminos para encontrar la justicia y la emancipación, se dio el abrazo con la insurgencia armada a través de un pequeño boletín, El Llamador, nos recuerda el mismo Julián que se llamaba el folleto echo de manera rudimentaria, con mimeógrafo manual, por los guerrilleros de las FARC que habían llegado a hacer su trabajo de penetración y organización política en la Sierra Nevada de Santa Marta.

Cuando tomó los caminos que lo condujeron a las montañas a encontrase con aquellos soñadores que fusil en mano hacían la siembra de los sueños del Libertador, Julián Conrado traía un recorrido de rebeldía anti-oligárquica que le había permitido cimentar sus convicciones y tomar la fortaleza que requeriría tal determinación para el caso de una persona que como él no venía propiamente del campo y por ende quizás le sería más dura su adaptación a las circunstancia de la vida en el monte. Las FARC habían iniciado su trabajo en el macizo litoral como una determinación de la Dirección insurgente y para tal misión destacaron unidades de los Frentes Cuarto, Décimo, Decimosegundo y Vigésimo, fundamentalmente. Aún sufriendo el infortunio de la muerte de su primer comandante, Alfredo, a manos de las bandas de criminales y narcos que reinaban en la Sierra, el trabajo político organizativo se continuó con determinación y sobreponiéndolo a cualquier cantidad y tipo de adversidades. Adán Izquierdo, legendario guerrillero oriundo de Curumaní (en el departamento del Cesar, norte de Colombia), dio impulso determinante al proyecto político militar al que se vinculó Julián con sus canciones y sus esperanzas libertarias porque, valga decir que para entonces, mediados de los ochenta, Conrado como Guillermo Torres, había grabado con Mariano Pérez un trabajo musical vallenato muy difundido en las sabanas del Caribe con temática muy popular que incluía algunos canciones de protesta social como la conocida con el nombre del Chonchito Altanero, y que aludía a los gringos, criticando su posición colonialista. También el reconocido acordeonista Alfredo Gutiérrez había grabado dos composiciones amorosas de Guillermo Torres, las cuales lograron amplísima difusión en el contexto de la costa Caribe colombiana. Vendrían los tiempos de la Unión Patriótica y Julián Conrado además de actuar como embajador de la música y la cultura popular, representó a las FARC en el proyecto político naciente hasta cuando la guerra sucia lo obligó, como a muchos otros, a volver a la montaña, donde con paciencia, tesón y mucha entrega continuó contribuyendo a la formación de si mismo y de los combatientes. Era muy común que los guerrilleros lo llamaran el Profe, tomando en consideración su labor como instructor de filosofía en las escuelas de formación de los combatientes. Desde aquellos lejanos años ochenta Julián se fue especializando en la materia, convirtiéndose en un verdadero maestro del marxismo-leninismo, del pensamiento bolivariano y de la historia no sólo de Colombia sino de la América Nuestra como militante consecuente del proyecto de Patria Grande y socialismo. Pero al mismo tiempo su contribución artística y cultural no cesó, llegando a realizar al menos nueve trabajos musicales de larga duración que han salido al público haciendo un acumulado de por lo menos cien canciones grabadas y una cantidad quizás similar de composiciones aun inéditas.

Si hacemos un recorrido por los trabajos musicales de las FARC, más de cuatrocientas composiciones grabadas entre los estudios y las montañas, Julián Conrado ha participado en casi todo los momentos y proyectos, iniciando con Mensaje Fariano que es el álbum en el que aparecen dos discos de larga duración, uno del Cantor de la Insurrección que es como se le llama a Julián en este campo y otro del Cardón Fariano Lucas Iguarán. Tenemos de Conrado otros álbum como Arando la PazQuinientos Años DespuésSueño BolivarianoBolivariandoVersos BolivarianosRespirando DignidadCanto de los Pobre volumen 1 y Canto de los pobre Volumen 2, entre otros.

La idea de hacer el primer trabajo discográfico en las FARC surge teniendo como sus principales gestores a Julián Conrado, y al inolvidable Adán Izquierdo, a quienes puede considerarse pioneros de esta labor dentro del movimiento revolucionario fariano, mediante una primera gestión realizada por allá a principio de 1988 que fue cuando se hizo un primer trabajo de forma empírica, en las montañas de Santa Clara, en la Sierra Nevada de Santa Marta, gravando al aire libre, con guitarra, un casete que por un lado traía temas de Julián y del otro lado contenía temas de Lucas Iguarán. 

A partir de aquella iniciativa, en octubre del mismo año se inició la gestión para hacer la grabación de varios temas en algún estudio de manera más profesional. Así, con el apoyo del Secretariado de las FARC-EP y un especial entusiasmo de los comandantes Jacobo Arenas y Manuel Marulanda Vélez realiza el trabajo. En enero de 1989 se empezaron las grabaciones del álbum Mensaje Fariano, que sea dicho de paso era el nombre de una de las composiciones de Julián, donde se expresa el profundo sentimiento de paz de la insurgencia Colombiana. Por entonces se incluyeron 9 temas de Lucas Iguarán y 11 del Cantor de la Insurrección, entre los que se recuerdan las melodías de aquella canción principal como un conjunto de notas que estremecieron la Plaza Alfonso López de Valledupar, “llena hasta el palo e mango”, es decir colmada de manera total como consecuencia de la convocatoria y la presencia de las FARC: “veo el agua de los arroyuelos tranquila correr, adivino el olor de flores que acaban de nacer, pero la tristeza del pueblo esa es la tristeza mía…; quiero en vez de un fusil en mis manos llevar una flor, se lo terrible que es la guerra para la humanidad, soy un hombre que lucha pensando en sembrar el amor, precisamente soy guerrillero porque amo la paz…, porque amo la paz, porque amo la paz”.

En este primer álbum como a lo largo de los demás se pueden encontrar aspectos interesantes de los que ha sido la vida de este insigne luchador bolivariano, de este personaje que hizo parte del Estado Mayor del 19 Frente José Prudencio Padilla, que fungió como dirigente de la Unión Patriótica, que hizo parte del Estado Mayor del Bloque Caribe, que representó al conjunto de las FARC en la Comisión Temática de los Diálogos de Paz del Caguán y que ahora, para dicha de todos, se mantiene con su optimismo de siempre, en creciente, contribuyendo en la conducción de la resistencia guerrillera en el sur de Colombia, haciendo honor al ejemplo Raúl Reyes, uno de los jefes insurgentes, intachable dirigente bolivariano, a quien acompañó hasta sus últimos días. 

Julián Conrado nos seguirá entregando su ejemplo de combatiente y de cantor guerrillero, amante de la vida y de la justicia, cantándole a los indígenas de Colombia, a los trabajadores, a los desempleados, a su guerrillera amada de siempre Estrellita Guevara… y a los pobres; difundiendo el pensamiento emancipador, enseñándonos con sus composiciones la historia y los sueños de Nuestra América…; arando la paz, seguirá Julián, haciendo con sus versos bolivarianos, el canto de los pobres, divulgando el sueño bolivariano, que nos hace respirar dignidad; motivando la insurrección, trayéndonos las enseñanzas del viejo y la paz, de Manuel Marulanda y de Jacobo Arenas…; diciéndonos que siguen y siguen las filas guerrilleras, cantándonos con razón “comandante Jacobo arenas, la muerte te dejó más vivo”; hablándonos de ese otro “viejo querido ese querido viejo, de ese Manuel que tuvo un día el valor de atreverse a luchar…”; curucuteándole el alma al monstruo de la guerra sucia y el dolor, atizando como el atizador de su canción, hablándonos sobre el amor a la naturaleza o sencillamente como diría su viejo pescador, Cristian Pérez, ese hermano del alma también guerrillero y cantor que tenía “una mirada para infundir miedo y otra para brindar amor…”, ese que cayera abatido cumpliendo con su deber de combatir al imperio con sus cantos y con sus balas en una tarde caucana de junio, que Julián seguirá haciendo su lucha y “esas canciones que hablan de mariposas desnudas e invitan al pueblo a la insurrección”.

Larga vida a Julián Conrado, suerte y éxito para los combatientes de las FARC, honor y gloria a los guerrilleros caídos por el sueño bolivariano de la Nueva Colombia, La Patria Grade y el socialismo; honor y Gloria a Raúl Reyes, a Iván Ríos a Efraín Guzmán, al cantor Cristian Pérez, juglar rebelde que ha de ver con los ojos del pueblo al que llenaron de esperanza, hacer el asalto de los cielos mientras suenan sus canciones de amor y de emancipación.

Canción: ¿Cual es la causa?


➜ 8 discos y una breve biografía de Julián Conrado, el Cantor de la Insurrección

➜ Letras y música: Canciones de Julián Conrado escritas y grabadas en la cárcel año 2012



Contexto acerca de quién es Julián Conrado y su situación actual en Venezuela:

por Solidaridad Internacionalista

Julián Conrado es un cantor del pueblo que sufrió la tortura y la cárcel siendo muy joven, ya que el régimen colombiano desde ese entonces intenta callar su canto libertario. Julián vio asesinar a sus compañeros a manos de las fuerzas policiales y paramilitares en su Turbaco natal; y fue empujado por la descarnada persecución del régimen colombiano que ingresó en la insurgencia, como una forma de seguir con vida y cantando por la justicia social. Las canciones de Conrado son testimonios históricos y culturales de un valor incalculable... por eso el régimen colombiano lo quiere acallar.

El cantor Julián Conrado, sobreviviente a varios bombardeos, fue apresado cuando buscaba ayuda médica: fue detenido el 31 de mayo 2011 por fuerzas represivas combinadas de Colombia y Venezuela en territorio venezolano. El gobierno colombiano lo persigue con saña porque Julián Conrado con sus canciones lleva un mensaje de justicia social a un pueblo empobrecido, saqueado y agredido por el terrorismo de estado que utiliza su herramienta paramilitar y tiene todo el apoyo de EEUU. Las autoridades colombianas pretenden obtener otra entrega ilegal de un perseguido político por parte de Venezuela; pero los hombres y mujeres con ética de Venezuela y del mundo piden ASILO para el Cantor. El DIH impide entregarlo a Colombia y ampara el ASILO para el perseguido político, quién además está enfermo. Un hombre viejo, apresado cuando buscaba ayuda médica, no puede ser entregado a sus persecutores, por respeto al DIH y a la ética. En las cárceles colombianas fallecen con inusitada frecuencia los presos políticos por tortura y por tortura de negación de asistencia médica.

La Convención de Ginebra y la Convención Contra la Tortura impiden entregarlo a Colombia. Se pide que las autoridades venezolanas respeten el DIH y la ética bolivariana y no entreguen al cantor Julián Conrado a una tortura segura. En las cárceles colombianas son empujados a la muerte los presos políticos, que son la abrumadora cantidad de 9.500, en lo que evidencia el carácter represivo del Estado colombiano, uno de los regímenes más represivos del mundo.

El pueblo colombiano sufre Terrorismo de Estado y necesita que sus hermanos latinoamericanos se solidaricen. Que al menos sean respetados los perseguidos políticos y los gobiernos regionales no entren a colaborar en la cacería humana con EEUU y el régimen Santos.

Recordar que el caso de Julián Conrado se inscribe en unas políticas de colaboracionismo militar, que contravienen incluso la Constitución Bolivariana de Venezuela y el DIH: varios perseguidos políticos heridos y enfermos han sido entregados por Venezuela al régimen colombiano en total violación al DIH, incluso está el caso de guerrilleros retirados por graves enfermedades y de un civil: el periodista Joaquín Pérez Becerra entregado en abril del 2011, negándole el debido derecho a defensa y violando todo el DIH.

Varias voces de Venezuela y el mundo, organizaciones y defensores de DDHH, alzan sus voces por el respeto al DIH y que cesen las entregas de perseguidos políticos a un estado sobre el que pesan múltiples denuncias por torturas y homicidios en régimen carcelario, como es el caso del estado colombiano. De la Venezuela Bolivariana que los revolucionarios del mundo apoyamos, se espera el abrazo en humanidad e internacionalismo al cantor del pueblo colombiano.


Julian Conrado: Habla y Canta



Entrevista radiofónica realizada a los 4 meses de cautiverio ilegal de Julián Conrado en Venezuela: habla sobre las razones de su lucha y canto


Sobre los diálogos de paz: 

"Cuando ya no exista oprimido ni opresor, fundirán los fusiles para hacerle columpios a los niños”

Julián Conrado, patrimonio cultural de Latinoamérica, se expresa sobre los diálogos de paz

Un pronunciamiento sobre la paz que viene desde la cultura encarcelada: una voz que debe estar presente, porque Conrado representa a miles de artistas, exiliados, clandestinizados, apresados, desaparecidos, asesinados... En definitiva, Conrado es el símbolo del artista con sensibilidad social empujado a la clandestinidad para salvar su vida, es símbolo vivo de lo que la represión extrema hace contra el libre desarrollo cultural, político y social de un pueblo. 

por Julián Conrado, escrito desde el prolongado presidio ilegal e injusto

Yo he entregado toda mi vida de canciones al servicio de la lucha por la Paz con Justicia Social


Es demasiado pequeño mi calabozo para que quepa toda la alegría que derrama mi corazón por los nuevos diálogos de Paz que han abierto entre quienes hoy gobiernan en Colombia y las FARC- Ejército del Pueblo.

Yo, que he entregado toda mi vida de canciones al servicio de la lucha por la Paz con Justicia Social para mi país, desde mi encierro físico en la República Bolivariana de Venezuela, hago fuerza para que todo salga bien y que ojalá mi pueblo no vuelva a ser burlado, engañado y traicionado como ha venido sucediendo desde los tiempos de Galán el Comunero.


El mundo entero sabe, que los diálogos de la Uribe, por ejemplo, no fueron más que una trampa del Imperialismo norteamericano y la oligarquía colombiana para asesinar cobardemente a los líderes populares, patrióticos y revolucionarios. Así exterminaron a sangre y fuego a la Unión Patriótica, organización política que floreció para la Paz en medio de aquel proceso. 5000 hermosas vidas de nuestro pueblo nos arrebataron los enemigos descarados de la Paz; y no fueron más porque muchas y muchos buscaron refugios en otros países, y otras y otros, como en el caso mío que fui militante de esta organización, no tuvimos más opción que marcharnos a las montañas guerrilleras. Pero yo me fui sin perder jamás la fe de ver hecho realidad un sueño que luego se me volvió canción:


“Anoche soñé con un mundo humano sin rencor
Que pesar tener que despertar de ese sueño tan lindo
Como ya no existía oprimido, tampoco opresor
Fundían los fusiles para hacerle columpios a los niños”



No es fácil bajo la dictadura del mercado y el dinero que hoy impera en el mundo, lograr la Paz. La guerra, terrible negocio de la muerte, es de los EEUU. Hay que ver el monumental presupuesto militar con que cuentan.

Afortunadamente para la humanidad, cada vez somos más quienes con honestidad amorosa, nos colocamos de la fuerza de la razón, la razón de la vida y así oponernos con dignidad, a la fuerza destructora del Capital.

Me siento lleno de optimismo. No es que de lograrse el fin de la confrontación armada esto signifique, en si, la Paz con Justicia Social, pero, qué bueno que se creen las condiciones para que quienes soñamos con esa, que es la verdadera Paz, podamos continuar por caminos distintos a lo de la muerte.


¡Cese entonces, el Terrorismo de Estado!
Hoy, como siempre, mi corazón al igual que el de John Lennon, canta:
“Imagina toda la gente viviendo la vida en Paz…
Imagina que no hay posesiones
Imagina toda la gente, compartiendo el mundo
Puedes decir que soy un soñador, no soy el único…”
¡VIVA LA PAZ CON JUSTICIA Y AMOR!
¡AMANDO VENCEREMOS!
Bolivariana y Aliprimerianamente…

Julián Conrado

Comentarios

Entradas populares de este blog

“Quiero bañarme en una piscina llena de sangre subversiva...”: Guardianes en las cárceles colombianas

NoticiaPor ANNCOL
Recientemente se denunció ante el mundo la muerte de 7 internos en solo un mes en ERON/Picota Bogota.


Para conocimiento de nuestros lectores y como insumos a los diálogos de La Habana. Esta pregunta a tener en cuenta en el punto de VICTIMAS: ¿El INPEC recibe su doctrina y academia en las instalaciones del ESMAD?
A la Opinión Pública
La comunidad carcelaria colombiana a través de distintas formas ha venido realizando una serie de denuncia ante la opinión pública, organismos de control, ONGs y comunidad internacional en general, sobre las continuas y sistemáticas violaciones a nuestros derechos fundamentales.
Decálogo de aberraciones inimaginables que Colombia y el mundo conocen, pero que para infortunio nuestro, de nuestras familias y nuestras nación, la indiferencia impera. El Estado en sus organismos de control son simples testigos del holocausto que aquí esta sucediendo.
Se han hecho al respecto denuncias y protestas contra el inexistente sistema de salud, corrupción y …

Prisioneros políticos denuncian atropellos del INPEC

Comunicado Por CAMPAMENTO LIBERTAD SIMÓN TRINIDAD ZONA VEREDAL MARIANA PAEZ MESETAS - META. Julio 18-2017


COMUNICADO A LA OPINION PÚBLICA
Los prisioneros políticos de las FARC-EP trasladados a la zona veredal de Mesetas / Meta, denunciamos ante la comunidad nacional e internacional los permanentes atropellos cometidos por el INPEC hacia los prisioneros políticos de nuestra organización al igual que las permanentes negativas de los jueces de ejecución de penas y medidas para conceder las libertades estipuladas en la ley 1820 de 2016.
-------------------- El pasado sábado 15 de julio el sargento Montenegro del INPEC notificó en este campamento la resolución de libertad del compañero CONRADO OCHOA ROJAS, con c.c. 71001747 y fue trasladado a la cárcel de Acacias. Allí en vez de hacerle efectiva su libertad, lo esperaba un grupo de remisiones especiales CORE, que le manifestó que tenía otro requerimiento judicial y lo llevaban trasladado a la cárcel Picota de Bogotá. El camarada protesto por el at…

En libertad defensor de DDHH que se acoge a la JEP para revisión de caso

Noticia Tomado de Pacocol Por Prensa Rural

Después estar privado de la libertad durante 4 años, Jorge Luis Montes, defensor de derechos humanos, pudo recobrarla después de firmar un acuerdo para presentar su caso ante la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP).

En la nueva instancia de la JEP, el defensor de derechos humanos asegura que saldrá bien librado puesto que no cometió los hechos por los que fue sentenciado.
Montes habría sido condenado a 39 años de prisión luego que un juzgado de Bolívar lo hallara culpable por supuestamente haber cometido desplazamiento forzado, rebelión y otros crímenes más, a eso suma que lo señalaban de pertenecer a la antigua guerrilla de las FARC-EP. El acusado nunca reconoció estos hechos y manifestó una permanente persecución política, asimismo diferentes colectividades sociales, como organizaciones no gubernamentales denunciaron estas acciones de la justicia como falsas.
Todd Howland, representante de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas…