Ir al contenido principal

Julián Conrado: Jóvenes construyamos verdaderamente la unidad bolivariana!

Comunicado
Por Julián Conrado



La Carraca de Caracas.

Hermanas y Hermanos del Movimiento Juvenil Bolivariano de Colombia:
Desde mi prisión, trinchera de dignidad, les mando un amoroso y combativo abrazo.
Me alegra saber que mi canto anda por las Comunas de Medellín, de corazón en corazón, avivando el fuego de la lucha por la liberación nacional y el Socialismo; así, también me dicen, anda por otros lugares de Colombia, Nuestra América y el mundo. Esa es la razón de ser del canto popular necesario: “Combatir contra cualquier injusticia cometida contra cualquiera en cualquier parte del mundo”. Es un honor que entre las canciones que acompañan sus combates estén las mías: Aspiro causen la mayor cantidad de bajas ideológicas a los enemigos de la Paz con Justicia y Amor. Sepan que mientras viva, no dejaré de componer y cantar versos de vitamina bolivariana.

Les cuento que acabo de terminar una canción donde me refiero, nuevamente, al tema de la unidad del movimiento revolucionario, que ha sido desde cuando comencé a dar mis primeros pininos revolucionarios, una de mis mayores preocupaciones. Es que los revolucionarios colombianos llevamos años y años y años buscando la unidad y no hemos sido capaces de dar con ella. Yo soy del pensar que una lucha revolucionaria solo puede empezar, en serio, cuando se resuelva este problema de carácter estratégico, es decir, que la lucha revolucionaria en Colombia, con posibilidades reales para tomarnos el poder, no ha empezado aún. Es cierto que quienes nos esforzamos con el anhelo profundo de construir una nueva Colombia, somos la gran mayoría del Pueblo, pero debemos ser conscientes que mientras lo hagamos divididos, serán esfuerzos y sacrificios inútiles, todo se nos irá a cada uno por su lado, en tristes deseos. Con ser la mayoría alcanzamos, apenas, a resolver el problema de la cantidad, más no el problema de la calidad necesaria para vencer y esto lo resuelve, únicamente, la unidad.

Sin la unidad, Simón Bolívar cabalga incompleto y su espada pierde efectividad: La práctica realidad hasta ahora es el criterio de la verdad.
Jóvenes bolivarianos: ¡Vamos hacernos fuertes! ¡Vamos a bolivarear en serio!
Desde las bases de las tantas organizaciones de nuestro pueblo, podemos y debemos exigirle a nuestros máximos dirigentes que, además de deseo, le pongan de una vez por todas, voluntad a la búsqueda de acuerdos políticos que permitan concretar dichosa UNIDAD, de todas y todos los que verdaderamente suspiramos con agonía, por la Paz con Justicia y Amor.

¡Es importante dialogar con el Gobierno, pero que dialoguemos entre nosotros mismos, como hermanos que somos, es lo imprescindible!
¡Ya no falta más sangre, más pobreza, más despojo para que nosotros, los del pueblo, impongamos el gobierno que más nos convenga, solo falta, la Unidad amorosa y combativa!

¡Eliminemos el egoísmo y los tontos orgullos!

¡Expulsemos al burgués que llevamos por dentro!

¡Por la Patria y por el Pueblo: Apliquemos el decreto de Guerra a Muerte contra la división que nos está matando!

¡AMANDO VENCEREMOS!

Julián Conrado


Comentarios

Entradas populares de este blog

El olvido de la crisis en las cárceles de mujeres

Noticia Por Santiago Martinez Hernandez - @santsmartinez - El Espectador

Un deficiente sistema de salud, la violación de los derechos de la visita íntima y la apatía estatal son apenas algunos elementos de una problemática social que permanece a la sombra del debate de la crisis carcelaria, porque ésta se ha centrado siempre en los hombres.
Juana Durán tuvo que elegir entre sus dos hijos para que sólo uno viviera con ella en la cárcel El Buen Pastor en Bogotá. Fue una elección que tomó en cuestión de horas, pues en los meses de gestación nunca le realizaron controles prenatales o ecografías para saber el estado de su embarazo. Sólo se enteró que tenía gemelos a la hora del parto. El Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) le informó de inmediato que debía tomar la decisión sobre cuál de los dos recién nacidos se quedaría junto a ella y cuál se iba con su familia, porque definitivamente en la cárcel no había espacio para tanta gente.
En otro caso similar, Vanesa* perdió su be…

Jesus Santrich es el único colombiano que no tiene un juez de tutela que garantice sus derechos fundamentales

Comunicado Por Consejo Político Nacional  FARC ( 8 de Junio 2018)


Todos tenemos el derecho fundamental a tener un juez de tutela y a que nuestra petición de amparo constitucional se resuelva en los plazos perentorios establecidos por la ley. Hasta este momento, ningún juez de la República ha querido denegar o tutelar el derecho al Debido Proceso de JESUS SANTRICH.
La Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC), manifiesta a la opinión pública nacional e internacional que:
1.La Formalización de la solicitud de extradición del directivo del partido FARC Jesús Santrich por parte del gobierno de los Estados Unidos el día 6 de junio de 2018, constituye un importante hecho que permitirá demostrar su inocencia si finalmente su defensa pudiera acceder a las supuestas pruebas que la Fiscalía General de la Nación dice tener. La conducta imputada, presuntamente cometida después de la firma del Acuerdo de Paz, deberá ser evaluada previamente por la autoridad judicial competente, en este caso l…

“Quiero bañarme en una piscina llena de sangre subversiva...”: Guardianes en las cárceles colombianas

NoticiaPor ANNCOL
Recientemente se denunció ante el mundo la muerte de 7 internos en solo un mes en ERON/Picota Bogota.


Para conocimiento de nuestros lectores y como insumos a los diálogos de La Habana. Esta pregunta a tener en cuenta en el punto de VICTIMAS: ¿El INPEC recibe su doctrina y academia en las instalaciones del ESMAD?
A la Opinión Pública
La comunidad carcelaria colombiana a través de distintas formas ha venido realizando una serie de denuncia ante la opinión pública, organismos de control, ONGs y comunidad internacional en general, sobre las continuas y sistemáticas violaciones a nuestros derechos fundamentales.
Decálogo de aberraciones inimaginables que Colombia y el mundo conocen, pero que para infortunio nuestro, de nuestras familias y nuestras nación, la indiferencia impera. El Estado en sus organismos de control son simples testigos del holocausto que aquí esta sucediendo.
Se han hecho al respecto denuncias y protestas contra el inexistente sistema de salud, corrupción y …