Ir al contenido principal

Presos de todo el país apoyan proceso de paz.

Comunicado
Presos Picota ERON

Resultado de imagen para si a la paz


Internos de las diferentes cárceles del país, vienen recogiendo firmas de apoyo tanto al proceso de paz, como al plebiscito refrendatorio de los acuerdos de la Habana.

Expresan en su declaración los reclusos de la cárcel nacional “La Picota “que: “Firmar la paz, es un acto sencillo, pero el posconflicto es mucho más importante para preservarla y lograr consolidarla, por eso es indispensable que la paz, sea con todos los colombianos, incluidos nosotros como factor financiador de la guerra.

“Por eso, al lado de nuestros seres queridos emprendemos una gran campaña nacional de apoyo al proceso de paz, a darnos la mano con los alzados en armas y a buscar consolidar desde la heterogeneidad una Colombia incluyente, reconciliada y en paz.”

El siguiente es el texto de la declaración:



      CARCEL NACIONAL “LA PICOTA”

CENTRO DE ESTUDIOS

“LA PAZ ES CON TODOS”

Declaración



 Los suscritos firmantes, actualmente privados de la libertad, nos permitimos entregar al gobierno nacional, a la opinión pública y a  los medios de comunicación, la siguiente declaración pública:

Estamos totalmente de acuerdo y conscientes  que la paz, es un imponderable y una sentida necesidad del mundo entero y especialmente del pueblo colombiano.

Reconociendo  que “La paz es un derecho y un deber de obligatorio cumplimiento “(artículo 22 de la C.P), y que: “son deberes de la persona y del ciudadano”,6.-“Propender al logro y mantenimiento de la paz”, (Art.95 de la C.P). , declaramos que nosotros,  nuestras familias, y nuestros allegados  apoyamos y expresamos nuestro irrestricto respaldo al proceso de paz, que actualmente se adelanta en el país.

En nuestras almas se anida el perdón y para  lograr ese bien común, somos capaces de superar cualquier rencor u odio que se haya podido albergar en nuestros corazones. Nada nos impide perdonar y así mismo pedimos que nos perdonen, por los daños que pudimos haber ocasionado a la sociedad, a cualquier ser humano y especialmente a nuestros compatriotas.

Respetamos y acatamos la institucionalidad y  la Justicia y consideramos que debe ser reformada y fortalecida en todos sus estamentos, para que pueda cumplir su misión de juzgar, con todas las garantías procesales y constitucionales a todos los ciudadanos, en el territorio patrio.

Queremos seguir viviendo dentro de la cultura de la legalidad, someternos a la Justicia colombiana dentro del esquema de verdad, justicia y reparación, conforme al Derecho Internacional de los Derechos Humanos, al Derecho Internacional Humanitario y a la Constitución Política de Colombia, como forma de recomposición de nuestra  sociedad.

Muchos de los delitos por los cuales estamos acusados o condenados, están estrechamente ligados a las finanzas de la guerra en Colombia, de forma directa o indirecta, y muchos de nosotros somos parte importante en ese eslabón del conflicto armado y como tales queremos aportar nuestro grano de arena en la pacificación y reconciliación del país y declaramos que estamos dispuestos a someternos al Tribunal de Justicia Transicional, reconocer nuestros delitos y a acatar sus decisiones.

Igualmente estamos de acuerdo con el señor Ministro de Justicia Jorge Londoño, en la necesidad de hacer una profunda reforma carcelaria y penitenciaria, que nos permita acceder a  verdaderos programas de resocialización, para regresar al seno de la sociedad.

Firmar la paz, es un acto sencillo, pero el pos -conflicto es mucho más importante para preservarla y lograr consolidarla, por eso es indispensable que la paz, sea con todos los colombianos y extranjeros residentes en nuestro país ,  incluidos muchos de nosotros como factor financiero del CONFLICTO ARMADO.

Por eso, al lado de nuestros seres queridos emprendemos desde ya una gran campaña nacional de apoyo al proceso de paz, a darnos la mano con los alzados en armas y a buscar consolidar desde la heterogeneidad una Colombia incluyente, reconciliada y en paz.

Desde la cárcel, junto con nuestras familias y allegados, vamos a ser ese laboratorio innovador, impulsador y sobre todo defensor de los acuerdos, que nos permitirán superar por consenso, las diferencias, los conflictos  para así poder erradicar la violencia.

Con absoluta certeza estamos seguros de nuestras capacidades y anhelos,  adaptarnos a las nuevas circunstancias pacifistas que se avecinan, y de trabajar para que sin diferencias políticas, ni personales esos acuerdos perduren en el tiempo. Por eso apoyamos sin reservas el plebiscito mediante el cual el pueblo colombiano refrendara los acuerdos de paz.

Los que tengamos habilitados nuestros  derechos políticos, ejerceremos nuestro derecho al voto, para ratificar ese apoyo a la tan anhelada paz entre los colombianos.

Invitamos a todos los colombianos, a que expresen públicamente, ese apoyo que necesita la paz de Colombia.

Entréguese esta declaración al señor Presidente de la República, Juan Manuel Santos Calderón, envíese a la mesa de negociación  en la Habana, a las mesas directivas de Senado y Cámara, a la comisión de paz del Congreso, al señor Ministro de Justicia, al señor Director del Inpec, a las ONGs involucradas en el proceso  y a los medios de comunicación.



Cárcel Nacional “La Picota”. Julio 26 de 2016







CARLOS ALBERTO OCAMPO



Vocero “ La paz es con todos “

Edificio Eron, Cárcel Nacional La Picota


Comentarios

Entradas populares de este blog

El olvido de la crisis en las cárceles de mujeres

Noticia Por Santiago Martinez Hernandez - @santsmartinez - El Espectador

Un deficiente sistema de salud, la violación de los derechos de la visita íntima y la apatía estatal son apenas algunos elementos de una problemática social que permanece a la sombra del debate de la crisis carcelaria, porque ésta se ha centrado siempre en los hombres.
Juana Durán tuvo que elegir entre sus dos hijos para que sólo uno viviera con ella en la cárcel El Buen Pastor en Bogotá. Fue una elección que tomó en cuestión de horas, pues en los meses de gestación nunca le realizaron controles prenatales o ecografías para saber el estado de su embarazo. Sólo se enteró que tenía gemelos a la hora del parto. El Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) le informó de inmediato que debía tomar la decisión sobre cuál de los dos recién nacidos se quedaría junto a ella y cuál se iba con su familia, porque definitivamente en la cárcel no había espacio para tanta gente.
En otro caso similar, Vanesa* perdió su be…

Jesus Santrich es el único colombiano que no tiene un juez de tutela que garantice sus derechos fundamentales

Comunicado Por Consejo Político Nacional  FARC ( 8 de Junio 2018)


Todos tenemos el derecho fundamental a tener un juez de tutela y a que nuestra petición de amparo constitucional se resuelva en los plazos perentorios establecidos por la ley. Hasta este momento, ningún juez de la República ha querido denegar o tutelar el derecho al Debido Proceso de JESUS SANTRICH.
La Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC), manifiesta a la opinión pública nacional e internacional que:
1.La Formalización de la solicitud de extradición del directivo del partido FARC Jesús Santrich por parte del gobierno de los Estados Unidos el día 6 de junio de 2018, constituye un importante hecho que permitirá demostrar su inocencia si finalmente su defensa pudiera acceder a las supuestas pruebas que la Fiscalía General de la Nación dice tener. La conducta imputada, presuntamente cometida después de la firma del Acuerdo de Paz, deberá ser evaluada previamente por la autoridad judicial competente, en este caso l…

“Quiero bañarme en una piscina llena de sangre subversiva...”: Guardianes en las cárceles colombianas

NoticiaPor ANNCOL
Recientemente se denunció ante el mundo la muerte de 7 internos en solo un mes en ERON/Picota Bogota.


Para conocimiento de nuestros lectores y como insumos a los diálogos de La Habana. Esta pregunta a tener en cuenta en el punto de VICTIMAS: ¿El INPEC recibe su doctrina y academia en las instalaciones del ESMAD?
A la Opinión Pública
La comunidad carcelaria colombiana a través de distintas formas ha venido realizando una serie de denuncia ante la opinión pública, organismos de control, ONGs y comunidad internacional en general, sobre las continuas y sistemáticas violaciones a nuestros derechos fundamentales.
Decálogo de aberraciones inimaginables que Colombia y el mundo conocen, pero que para infortunio nuestro, de nuestras familias y nuestras nación, la indiferencia impera. El Estado en sus organismos de control son simples testigos del holocausto que aquí esta sucediendo.
Se han hecho al respecto denuncias y protestas contra el inexistente sistema de salud, corrupción y …