Ir al contenido principal

Comienza paro indefinido en cárcel de Picaleña de Ibagué

Noticia
Tomado de Pacocol
Por Nelson Lombana S.



Los reclusos de la cárcel Picaleña de la ciudad de Ibagué (Tolima), comenzaron paro indefinido este 2 de enero, contra las arbitrarias medidas que viene tomando el director del centro reclusorio, teniente coronel Jairo Enrique Páez Durán, quien al parecer no solamente viene desconociendo el mismo reglamento interno, sino también los distintos pronunciamientos que vienen haciendo los defensores de derechos humanos.



Con huelga de hambre comenzó a las siete de la mañana la protesta en el bloque 1, es decir, la cárcel antigua. Los 9 patios se han unido para exigir del director del INPEC una política distinta fundamentada en los derechos humanos. Es muy posible que en las próximas horas la cárcel de mediana y alta seguridad, se sumen también a la protesta, según se pudo establecer.



El pliego petitorio de los presos de la cárcel Picaleña está integrado básicamente por cuatro puntos:



1.      Derecho al ingreso de alimentos durante la visita. Hay, al parecer, un proyecto leonino encaminado a prohibir el ingreso de comida en el presente año para que el visitante se vea precisado a comprar a precios exagerados el alimento a un particular. Es decir, la profundización de la privatización de la penitenciaría.


2.      Normalización de los “caspetes”. Los caspetes son las tiendas en las cuales el interno puede adquirir algunos productos para mitigar en parte la escasa y pésima alimentación. Actualmente al parecer no vienen funcionando debidamente, solo se encuentra allí “comida chatarra” y muy escasa.


3.      Atención médica oportuna. El servicio es precario. El interno tiene que hacer toda una odisea para ser escuchado. Muchos han muerto suplicando ser atendidos oportunamente. La entrega de los medicamentos es también un verdadero calvario para las personas que solicitan estos servicios. Muchos medicamentos han llegado cuando ya el paciente ha fallecido.


4.      Los presos rechazan la imposición del INPEC de obligarlos a comprar productos a la entrada de la penitenciaría, básicamente por higiene, costo y seguridad.


Estos son los puntos centrales del paro indefinido que ha comenzado con fuerza en este centro carcelario.


El Partido Comunista, Local Ibagué, se solidariza con los presos de la cárcel de Picaleña en su justa protesta, exige de las autoridades del INPEC una pronta solución. De igual manera, formula un llamado a todos los familiares de los reclusos a hacer causa común y solidaria. Hay que evitar la privatización del penal y que se sigan cometiendo las injusticias  de que son objetos hombres y mujeres privados de su libertad.


También hay que destacar y rechazar el hacinamiento y la falta de agua suficiente en este centro carcelario. Los presos vienen durmiendo en los pasillos y los que tienen el “privilegio” de tener celdas deben compartirlas hasta con cuatro personas en pequeños cambuches.


Derechos humanos, del orden nacional e internacional, deben conocer el drama que vienen padeciendo las personas recluidas en la cárcel de Picaleña de la ciudad de Ibagué (Tolima). De igual manera, es urgente un pronunciamiento de la Defensoría regional del Pueblo. 


Gráfica pie de foto.-Cárcel Picaleña de Ibagué. Foto archivo, Defensoría del Pueblo 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Prisioneros políticos denuncian atropellos del INPEC

Comunicado Por CAMPAMENTO LIBERTAD SIMÓN TRINIDAD ZONA VEREDAL MARIANA PAEZ MESETAS - META. Julio 18-2017


COMUNICADO A LA OPINION PÚBLICA
Los prisioneros políticos de las FARC-EP trasladados a la zona veredal de Mesetas / Meta, denunciamos ante la comunidad nacional e internacional los permanentes atropellos cometidos por el INPEC hacia los prisioneros políticos de nuestra organización al igual que las permanentes negativas de los jueces de ejecución de penas y medidas para conceder las libertades estipuladas en la ley 1820 de 2016.
-------------------- El pasado sábado 15 de julio el sargento Montenegro del INPEC notificó en este campamento la resolución de libertad del compañero CONRADO OCHOA ROJAS, con c.c. 71001747 y fue trasladado a la cárcel de Acacias. Allí en vez de hacerle efectiva su libertad, lo esperaba un grupo de remisiones especiales CORE, que le manifestó que tenía otro requerimiento judicial y lo llevaban trasladado a la cárcel Picota de Bogotá. El camarada protesto por el at…

“Quiero bañarme en una piscina llena de sangre subversiva...”: Guardianes en las cárceles colombianas

NoticiaPor ANNCOL
Recientemente se denunció ante el mundo la muerte de 7 internos en solo un mes en ERON/Picota Bogota.


Para conocimiento de nuestros lectores y como insumos a los diálogos de La Habana. Esta pregunta a tener en cuenta en el punto de VICTIMAS: ¿El INPEC recibe su doctrina y academia en las instalaciones del ESMAD?
A la Opinión Pública
La comunidad carcelaria colombiana a través de distintas formas ha venido realizando una serie de denuncia ante la opinión pública, organismos de control, ONGs y comunidad internacional en general, sobre las continuas y sistemáticas violaciones a nuestros derechos fundamentales.
Decálogo de aberraciones inimaginables que Colombia y el mundo conocen, pero que para infortunio nuestro, de nuestras familias y nuestras nación, la indiferencia impera. El Estado en sus organismos de control son simples testigos del holocausto que aquí esta sucediendo.
Se han hecho al respecto denuncias y protestas contra el inexistente sistema de salud, corrupción y …

En libertad defensor de DDHH que se acoge a la JEP para revisión de caso

Noticia Tomado de Pacocol Por Prensa Rural

Después estar privado de la libertad durante 4 años, Jorge Luis Montes, defensor de derechos humanos, pudo recobrarla después de firmar un acuerdo para presentar su caso ante la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP).

En la nueva instancia de la JEP, el defensor de derechos humanos asegura que saldrá bien librado puesto que no cometió los hechos por los que fue sentenciado.
Montes habría sido condenado a 39 años de prisión luego que un juzgado de Bolívar lo hallara culpable por supuestamente haber cometido desplazamiento forzado, rebelión y otros crímenes más, a eso suma que lo señalaban de pertenecer a la antigua guerrilla de las FARC-EP. El acusado nunca reconoció estos hechos y manifestó una permanente persecución política, asimismo diferentes colectividades sociales, como organizaciones no gubernamentales denunciaron estas acciones de la justicia como falsas.
Todd Howland, representante de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas…